Síntomas de Tricomoniasis

Esta enfermedad afecta a personas de ambos géneros sexuales, y en ocasiones podría no presentar ningúnos síntomas de tricomoniasis en absoluto, pero de igual manera tener riesgo de contagio para luego presentar síntomas en la persona contagiada, por esto es necesario el chequeo constante del aparato sexual porque sí hay factores de riesgo, como el tener múltiples compañeros sexuales o la práctica de relaciones sexuales sin protección entonces el peligro de contagio aumenta. Además los síntomas de las tricomoniasis son distintos en los hombres y en las mujeres, pues la tricomoniasis es causada por el parásito llamado trichomonas vaginalis que afecta en mayor medida a las mujeres pero también se presenta en los hombres con distintos resultados pues al infectar a un hombre el parásito tiene menos probabilidades de sobrevivir pero el mismo tiempo de incubación que mantendrá al hombre como un contagioso potencial durante este período, así como con riesgos para la próstata. A continuación se discuten los casos especiales de síntomas de tricomoniasis.

Síntomas de Tricomoniasis en la Mujer

Los síntomas de tricomonas en la mujer pueden aparecer dentro de los 3 a 21 días después del contacto sexual con el compañero o compañera sexual infectada, este período se denomina el de incubación y a partir de esto aparecen los primeros signos de la enfermedad, aunque también podría presentarse asintomática haciendo que el riesgo de contagiar a otras personas se vea incrementado. Sin embargo al empezar los síntomas, se podría experimentar un ligero dolor y picazón al tener actos sexuales que se van agravando si no existe un tratamiento oportuno y adecuado; se puede tener prurito o picazón en la parte interna de las piernas, cerca de la ingle debido a la infección del parásito y la irritación de la piel; la vulva se hincha y presenta un color rojizo a simple vista, pero también se evidenciará irritación en un examen interno hacia las paredes vaginales y el cuello del útero; secreción vaginal de color verdoso o amarillento con un olor muy fuerte y desagradable; dolor al orinar y otras molestias relacionadas con el área genital que un médico y un laboratorista notarán al realizar un análisis de una muestra de tejido, secreción o ambos.

Síntomas de Tricomoniasis en el Hombre

Como se ha señalado, es menos propenso a presentar síntomas de tricomoniasis en el Hombre porque el parásito Trichomonas vaginalis que causa la tricomoniasis no vive por mucho tiempo en otro lugar que no sea la vagina. El período de incubación puede suceder dentro de la uretra pero a partir de esto, el parásito empezará a desaparecer, aunque durante este tiempo el pene del hombre todavía puede transmitir la enfermedad si hay un contacto genital directo con la vagina. Pero si se presentan síntomas, quiere decir que el período de incubación está tardando y puede haber una implantación de los trichomonas de manera leve haciendo que haya un ardor en el pene al momento o después de orinar o eyacular, asimismo una picazón en la uretra, que es el conducto ubicado en la parte posterior del pene, incluso podría presentarse una secreción parecida a la de la tricomoniasis vaginal con un color amarillento y olor desagradable. Y si llega a agravarse el cuadro, las consecuencias podrían extenderse a la próstata y el epidídimo a causa de la infección que ocasiona cualquier tipo de agente extraño en la zona genital como se da en la tricomoniasis de los hombres.

Síntomas de Tricomoniasis en el Embarazo

Además de los síntomas presentes en las mujeres, también puede haber consecuencias si la tricomoniasis se presenta durante la gestación, haciendo que los síntomas se presenten de la misma manera que en una mujer fuera del embarazo, siendo la secreción y las molestias al orinar o al realizar el acto sexual, sin embargo los síntomas de tricomoniasis en el embarazo podrían manifestarse en un período más corto, o en un período más largo de lo normal lo cual hace que el diagnóstico sea más complicado si se realiza con base en los signos, sin embargo, si se realiza un embarazo responsable con visitas al médico con frecuencia, entonces el diagnóstico se puede realizar con suficiente antelación. La diferencia es que las relaciones sexuales podrían ocasionar un ligero sangrado, lo cual es normal debido a la infección pero no debería significar ningún riesgo, siempre y cuando el acto se realice con una responsable protección. En adición a esto, al contraer tricomoniasis, el riesgo de un parto prematuro aumenta vertiginosamente porque las membranas internas tienden a debilitarse y a ocasionar una ruptura antes de lo previsto, causando que el bebé nazca con un bajo peso como en cualquier parto prematuro y debe ser tratado con antibióticos de bajo impacto para el feto y si hay contagio al bebé durante el parto también debe ser tratado luego del nacimiento. Esto concluye nuestra discusión sobre los síntomas de las tricomoniasis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Buscar