Tricomoniasis – Consecuencias

Se sabe que la tricomoniasis es causada por un parásito protozoo que ocasiona una infección en los genitales de la mujer y en menor gravedad en el hombre, pero siempre se debe tener conocimiento de su existencia, así como de un tratamiento adecuado para evitar las graves consecuencias de los trichomonas en el organismo, en especial en el aparato reproductor y en la sana vida sexual. Este parásito se transmite mediante el contacto de los genitales en el acto sexual heterosexual, sin embargo también podría aparecer en el contacto genital de las relaciones sexuales homosexuales entre mujeres, pues la principal vía de contagio se encuentra en la vagina y puede ocasionar distintos síntomas primarios como son las secreciones vaginales extrañas con un color verdoso o amarillento con un olor desagradable, dolor en la zona genital del perineo durante el acto sexual y durante la micción, así como picazón y ardor en el área pélvica de las mujeres, mientras que en los hombres también se presenta con secreciones a través de la uretra, ardor y picazón, pero suele ser menos grave porque el parásito encuentra un lugar propicio para vivir dentro de la vagina de manera casi exclusiva. Sin embargo existen consecuencias más graves cuando no hay un cuidado adecuado, un diagnóstico oportuno y un tratamiento eficaz contra la tricomoniasis.

Tricomoniasis consecuencias
Cuanto más pronto se diagnostique mejor será el pronóstico de la enfermedad, aunque generalmente no se generan riesgos luego haber curado la tricomoniasis ni tampoco presenta consecuencias severas, pero sí no se la trata a tiempo la tricomoniasis podría ocasionar otras complicaciones por ejemplo, la vaginitis, siendo esta las trichomonas la causa de la cuarta parte de los casos de vaginitis, la cual se evidencia por una inflamación de la vulva y dolor al contacto así como irritación y picazón que está ocasionada por la tricomoniasis y determinada por la infección de los parásitos protozoos que la causan, y aunque su nombre indica que afecta a la vagina únicamente, esta condición también puede estar presente en los hombres cuando se complica el cuadro de tricomoniasis y hay una infección más grave de lo normal. Esta inflamación en la zona genital de la mujer también la vuelve más dispuesta a contraer el virus de inmunodeficiencia humana o VIH que es una condición muy grave y con la cual se debe tener extrema precaución para evitar el contagio, esto se debe a que el pH de la vagina se ve alterado por la tricomoniasis haciendo que el entorno sea más apto para la propagación de los virus y de otras bacterias en el tejido de la vagina, ocasionando también que, en el caso de un contagio de VIH, su potencial de transmisión también se vea aumentado.

En el caso de las mujeres embarazadas, las consecuencias de la tricomoniasis no afectan la trayectoria del embarazo, sin embargo puede favorecer a un parto prematuro debido a que las membranas y los tejidos dentro de la vagina, el útero y la placenta, se ven debilitados por la presencia del agente patógeno de la tricomoniasis, haciendo más probable la ruptura de la placenta antes del tiempo establecido como normal. Además el tratamiento con metronidazol puede producir anomalías en el feto cuando todavía se encuentra dentro de las primeras semanas de gestación, aunque esto se puede contrarrestar con otros tratamientos alternativos para la tricomoniasis u otras acciones que dependerán únicamente de las indicaciones del médico que trate a la paciente. Sí esto sucede, y el bebé nace prematuro, su peso será más bajo que lo normal para un recién nacido, es decir que el neonato pesará alrededor de 5 libras cuando lo común es que nazcan con un promedio de 7 u 8 libras. Por otro lado, el bebé al nacer podría verse contagiado si durante el parto la madre todavía porta la tricomoniasis y el parto se realiza de manera natural, ósea que hay contacto del recién nacido con la vagina de la madre, lo cual puede tratarse en el bebé mediante medicación y observación para evitar complicaciones en el bebé, pero normalmente no hay un riesgo elevado de consecuencias graves de tricomoniasis en los recién nacidos.

En el hombre, los síntomas como el dolor y la picazón al orinar o eyacular no suelen durar mucho, y las consecuencias no suelen ser graves porque la tricomoniasis tiende a desaparecer entre los primeros 3 días o permanecer por 21 días y luego desaparecer, porque la mucosa en la uretra no es un lugar idóneo para que sobrevivan pues el contenido de zinc en el líquido seminal es dañino para las trichomonas. Aunque de cualquier manera, si no se la trata adecuadamente hay complicaciones, suele presentarse prostatitis y epididimitis que es una inflamación en los conductos de los testículos.

Crédito de la imagen Tricomoniasis consecuencias